/** * */ Posicion Correcta Bicicleta Montaña - Tiendas de bicis

Posicion Correcta Bicicleta Montaña

Las bicicletas se comercializan en varias tallas para adaptarse al peso y altura del ciclista. En un caso así, resulta conveniente regular la altura del sillín; hay sentarse encima con las manos en el manillar y ver si la situación es cómoda. Al mismo tiempo que aflojamos el tornillo de la cabeza de la tija para cambiar esta acotación podremos cambiar el retraso del sillín sobre el eje de pedalier. Para medir el retraso del sillín tiraremos una plomada desde la punta del mismo hasta la caja de pedalier y comprobaremos la distancia que hay entre el cordel y el centro del pedalier. A continuación ofrecemos unas tablas aproximadas para calcular el retaso del sillín pero, para afinar aún mucho más, puedes emplear nuevamente la plomada y verificar que la línea que pasa justo por detrás de la rótula de la rodilla atraviesa el eje del pedal en el momento en que las bielas están paralelas al suelo.

Los que hayáis investigado en libros y gacetas sobre el cálculo de medidas precisas, habréis comprobado cómo cada creador usa una teoría personal para averiguarlas. Nosotros hemos tratando catalogar los datos medios de estos cálculos para no caer en exageraciones y ofrecer una información de corte generalista. El ajuste final de las acotaciones siempre y en todo momento se debe de realizar sobre la marcha y, con el paso de los km, podremos comprobar su efectividad. Nuestra recomendación es que adaptéis la bicicleta según la teoría y, posteriormente, hagáis correcciones milimétricas hasta sentiros completamente satisfechos de la posición de pedaleo conseguida. Aprovechamos ahora para colocar correctamente las manetas de frenos sobre el manillar.

Tan esencial es ajustar la altura del sillín como llevar a cabo lo propio con el manillar de tu bicicleta. Ambos son dos de los tres puntos de contacto que tiene el ciclista con la bicicleta y dar con la posición correcta de ambos permitirá pedalear de manera cómoda, evitar molestias musculares o lesiones y acrecentar el desempeño. 2-Sobre la bicicleta y con ámbas zapatillas caladas en los pedales, baja entre las piernas hasta que la biela se ubique perpendicular con el suelo, un tanto adelantada respecto al sillín. La planta del pie ha de estar recta y con la rodilla en flexión, como ves en la fotografía. La pierna no debe quedar absolutamente estirada, ya que señalaría que andas bastante alto, ni en excesiva flexión, lo que supondría que vas muy bajo.

Retroceso Del Sillín

La idea de una buena posición del cuerpo es aislar tu masa central de este movimiento a fin de que consigas mantenerte relajado, en control y en equilibrio. Se trata de buscar una posición cómoda donde el grupo codos-hombros-cuello estén relajados con una ligera flexión y que las manos lleguen a las manetas de forma fácil para frenar y mudar. Una posición cómoda y relajada nos permitirá asimismo amortiguar el terreno jugando con el cuerpo, habilidad importante en una disciplina como el MTB. Un método aún más sencillo (y quizá con más margen de error) sería colocar el pedal a 180º y tocar con el talón el pedal, pero sin llegar a flexionar la pierna completamente.

Esta regla general se basa fundamentalmente en poner el manillar sólo unos centímetros bajo la altura del sillín. Pero podremos arrimar o igualar la altura de ambos, o distanciarla, dependiendo de la situación que queramos adoptar sobre la bicicleta. La situación balanceada del cuerpo es una capacidad clave para mantener el control en una bicicleta de montaña.

Biciplan

En principio y como concepto básico, no habría que inclinar o girar la cala ya que los pedales de MTB permiten bastante libertad de giro de nuestro talón. Con la ayuda de un amigo, colocad un libro entre las piernas ejercitando una ligera presión en el perineo y medid la distancia desde la parte de arriba del libro hasta el suelo. Pero, si no pasas tantas horas o simplemente no quieres llevar a cabo un gasto extra, en MTBpro queremos ofrecerte las pautas principales a fin de que logres la mejor situación sobre la bici, a través de una secuencia de ajustes básicos y muy fáciles de realizar. Te aseguramos que unos pequeños cambios, pueden tener un enorme resultado por la mejora en el desempeño y en la comodidad encima de la bicicleta. No es la primera oportunidad que te hablamos de estudios biomecánicos en MTBpro y Maillot Mag. Si eres de los que se pasa muchas horas encima de la bicicleta, merece la pena hacerte un estudio biomecánico en un centro especializado, donde medirán todos y cada uno de los factores precisos con las mejores herramientas y tecnología.

Como resultado, una pedalada poco eficaz con un alto peligro de generarnos una lesión grave. Y del revés, un sillín exageradamente bajo empeora asimismo el desempeño, la amplitud del movimiento de la rodilla es limitadísima y puede producir una carga de grupos musculares totalmente evitable. No olvides además, el aspecto de la talla de sillín, que influye de manera directa en el apoyo que haces sobre el mismo y la posibilidad de evitar dolores y afecciones visibles durante el pedaleo. Dependiendo de la altura del ciclista van a ser mejores un género de bielas u otro. Por ejemplo, si el ciclista mide más de 1,70m, es conveniente que use bielas de 175.

El ajuste de la situación del sillin es primordial, pedalear con un sillin mal ajustado nos puede acarrear molestias, pérdida de rendimiento, cansancio y hasta lesiones graves como pueden ser dolores en la parte de adelante de la rodilla. Desde la Federación Británica de Ciclismo aconsejan realizar la medición y ajuste valiéndose de un nivel de burbuja grande (de sobra de un metro). Coloca el nivel sobre el sillín y el otro radical sobre tu puño cerrado en vertical, que va a estar apoyado en la parte central del manillar. El nivel deberá seguir absolutamente recto (compruébalo con la situación de la burbuja), ya que el puño cerrado en vertical mide 8 cm de media en un adulto.

En el momento en que saldremos en bicicleta a llevar a cabo alguna ruta debemos tener en cuenta que, para no padecer lesiones o dolores musculares, es importante hacerle unos ajustes para hallar la posición adecuada cuando montamos en Mountain Bike. Pero, con el paso de los días, empezó a padecer molestias en la espalda, rodillas y muñecas, cuyo origen no era otro que el de una mala situación en la bicicleta. Al igual que, por ejemplo, un conductor debe regular su situación al volante, el ciclista debe proceder de esta manera, teniendo en cuenta que no todas las bicicletas son iguales. Quien escoge dejar el coche aparcado para efectuar sus desplazamientos diarios urbanos en bicicleta comunmente no da marcha atrás porque valora las ventajas que contribuye el ciclismo en concepto de salud, sostenibilidad y practicidad. Sin embargo, en algunos casos este placer puede derivar en un inconveniente físico provocado por una situación errónea sobre la montura.

Con el apoyo de unamigoy unaplomada, vas a ver lalínea verticalque una parte de turótulahacia abajo. Luegoregula el sillínhacia delante o hacia atrás hasta el momento en que estalínease proyecteverticalmente hasta el eje del pedal. Multiplica esta distancia por 0,885 y ahora tienes la altura del sillín teorética desde el eje de pedalier hasta la área del mismo. Como punto de inicio para conseguir una altura de sillín correcta, sería garantizar una aceptable estabilidad de la cadera sobre el sillín y un acertado ángulo de flexión/extensión de rodilla. En esto influye la longitud de las bielas, pero en estas consideraciones básicas, deseamos pensar que poseemos las bielas que nos corresponden. Si eres un ciclista al que le agrada ir acoplado en su bicicleta de carretera y rodar lo más aerodinámico viable tocará bajar el manillar y ubicarlo, al menos, 8 cm por debajo de la parte central del sillín.

Pirelli Scorpion Mtb M 29

Por este motivo, es muy importante no solo seleccionar bien una bicicleta adecuada a cada talla sino también pedalear con una posición correcta. La primera regulación que deberemos realizar apropiadamente es la de las calas en las zapatillas. El eje del pedal debería quedar alineado con la articulación del hueso metatarsiano del pie para de esta forma explotar toda la capacidad extensora de la pierna y no sobrecargar ningún conjunto propulsor. En el momento en que nos pongamos la zapatilla marcaremos el punto exacto de esa articulación y, una vez puesto el pedal en la cala, verificaremos su adecuada localización. Las zapatillas tienen que permanecer tenuemente separadas de las punteras (talones más juntos), asemejando la posición que sostenemos al caminar.

En la fotografía que hemos usado para ilustrar este artículo se puede ver que hay un rápido adelanto de sillín de solamente 1 centímetro. El retroceso de nuestro sillín también va a ser fundamental para aprovechar al máximo nuestra pedalada y para no ocasionar lesiones de espalda y rodilla. Con las bielas de nuestra bici paralelas al suelo y trazando una línea imaginaria que pase por la rótula hacia el suelo, esta línea debe coincidir con el eje del pedal. Pertence a los cambios determinante a la hora de pedalear adecuadamente y eludir la aparición de lesiones. Un sillín demasiado prominente puede provocar una oscilación de la cadera en todos y cada pedaleada.